Novedades



JUZGADO LETRADO DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO DE 2º TURNO

SENTENCIA Nº 27

Montevideo, 6 de mayo de 2022

VISTO:

Para sentencia definitiva de primera instancia estos autos caratulados: “PEREIRA GUZO, MARCELO C/ BRIOZZO COLOMBO, LEONEL y otro – DAÑOS Y PERJUICIOS”. IUE 2-31763/2018.

RESULTANDO:

ACTOS PROCESALES CUMPLIDOS.

I.- Comparece a fs. 53 y ss. MARCELO PEREIRA instaurando demanda por daños y perjuicios y daño moral contra el Dr. LEONEL BRIOZZO y contra el MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA manifestando en síntesis; que el 18-3-2012 en los autos IUE 97-40/2012 caratulados “PEREIRA GUZO, MARCELO ANDRÉ. CINCO DELITOS DE HOMICIDIO ESPECIALMENTE AGRAVADOS EN RÉGIMEN DE REITERACIÓN REAL. C/P. ACEVEDO AGRIELA, JUAN ARIEL. DIEZ DELITOS DE HOMICIDIO ESPECIALMENTE AGRAVADOS EN REITERACIÓN REAL C/P. ACOSTA TAIBO, ANDREA FABIANA. UN DELITO DE HOMICIDIO ESPECIALMENTE AGRAVADO”, fue procesado por el Juzgado Letrado de Primera Instancia en lo Penal de 10º Turno con prisión. Por sentencia definitiva N° 1/2015 del 26-2-2015, el Juzgado citado dispuso su absolución, sentencia confirmada por el TAP 1er. Turno mediante sentencia N° 53/2016. Afirma que el codemandado Dr. BRIOZZO comenzó a dar entrevistas y a referirse a su persona como que era un asesino serial, infiltrado en la salud. Lo hizo en forma reiterada y pública, siendo que se desempeñaba como Subsecretario del Ministerio de Salud Pública, y por este alto cargo, se produjo una gran conmoción. Dicho accionar le causó un perjuicio que le ha generado un gran daño moral cuya reparación impetra. Fue sometido al escarnio público sin medir en lo más mínimo el daño que se causaba. Aduce que existe responsabilidad extracontractual ...


El texto completo ha sido incorporado en la Base de Datos respectiva y sólo puede ser visualizado por los suscriptores de El Derecho Digital. Por más información haga click aquí o consulte al (+598) 2903 5119.



JUZGADO LETRADO DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO DE 2º TURNO

SENTENCIA Nº 27

Montevideo, 6 de mayo de 2022

VISTO:

Para sentencia definitiva de primera instancia estos autos caratulados: “PEREIRA GUZO, MARCELO C/ BRIOZZO COLOMBO, LEONEL y otro – DAÑOS Y PERJUICIOS”. IUE 2-31763/2018.

RESULTANDO:

ACTOS PROCESALES CUMPLIDOS.

I.- Comparece a fs. 53 y ss. MARCELO PEREIRA instaurando demanda por daños y perjuicios y daño moral contra el Dr. LEONEL BRIOZZO y contra el MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA manifestando en síntesis; que el 18-3-2012 en los autos IUE 97-40/2012 caratulados “PEREIRA GUZO, MARCELO ANDRÉ. CINCO DELITOS DE HOMICIDIO ESPECIALMENTE AGRAVADOS EN RÉGIMEN DE REITERACIÓN REAL. C/P. ACEVEDO AGRIELA, JUAN ARIEL. DIEZ DELITOS DE HOMICIDIO ESPECIALMENTE AGRAVADOS EN REITERACIÓN REAL C/P. ACOSTA TAIBO, ANDREA FABIANA. UN DELITO DE HOMICIDIO ESPECIALMENTE AGRAVADO”, fue procesado por el Juzgado Letrado de Primera Instancia en lo Penal de 10º Turno con prisión. Por sentencia definitiva N° 1/2015 del 26-2-2015, el Juzgado citado dispuso su absolución, sentencia confirmada por el TAP 1er. Turno mediante sentencia N° 53/2016. Afirma que el codemandado Dr. BRIOZZO comenzó a dar entrevistas y a referirse a su persona como que era un asesino serial, infiltrado en la salud. Lo hizo en forma reiterada y pública, siendo que se desempeñaba como Subsecretario del Ministerio de Salud Pública, y por este alto cargo, se produjo una gran conmoción. Dicho accionar le causó un perjuicio que le ha generado un gran daño moral cuya reparación impetra. Fue sometido al escarnio público sin medir en lo más mínimo el daño que se causaba. Aduce que existe responsabilidad extracontractual del Ministerio de Salud Pública en función de lo previsto por los arts. 1319 y 1324 del CC. A causa de las afirmaciones que se hacían respecto a que el compareciente era un asesino infiltrado dentro de la salud y no tener la más mínima precaución del daño que se le estaba ocasionando, existe culpa del Subsecretario del MSP que no actuó con el comportamiento de un buen padre de familia. Fundamenta ampliamente la responsabilidad patrimonial promovida, conforme detalles a los que se remite la presente.
Afirma que existe nexo causal con el daño invocado pues se produjo un accionar imprudente al manifestarse en el sentido de que el compareciente era un asesino, sometiéndolo al escarnio público y afectándolo directamente al no conseguir más trabajo de enfermero, además de temer en su integridad física en su vida de relación. El MSP lo tomaba como un asesino y la ex Ministra de Salud Pública, Dra. Muñiz, decía que aconsejaba que no se acercara a la salud luego de que recuperó su libertad. El Estado funcionó mal, ya que por culpa de sus representantes, se causó un daño moral irreversible, violando el art. 24 de la Constitución.
Desarrolla el concepto de daño moral indicando que para su cuantificación debe tenerse en cuenta que fue calificado como “enfermero asesino serial”, “ángel de la muerte” y muchos adjetivos más. El daño fue muy grande y hasta estuvo en peligro su seguridad física. Ello lleva a que el daño moral se deba considerar de forma diferente a los parámetros normales, contemplando como lo afectó en su trabajo y en su carrera profesional, siendo un primario absoluto. Debe tenerse en cuenta la repercusión de los hechos en todos los diarios y canales de televisión, donde el Subsecretario Dr. BRIOZZO afirmó que se trataba de un asesino infiltrado en la salud. La esposa del compareciente, Sra. Marcela Ramos, que trabajaba conjuntamente con él en el Hospital Maciel como enfermera, tuvo que ser atendida por psicólogos y psiquiatras, y estar certificada por casi 2 años. Debió abandonar su trabajo y desarrollarlo en una policlínica en Canelones con un sueldo menor. Su familia cuando veía las declaraciones del codemandado no tenía medios para defenderse y solo observaba absorta lo que se estaba diciendo. Debe considerarse la conmoción pública que produjo el accionar de la parte demandada. Todos estos hechos también afectaron a sus padres, siendo el compareciente hijo único. Estima el daño moral causado por el dolor físico y el sufrimiento espiritual en el total de U$S 80.000, más reajustes e intereses desde la demanda. Ofrece prueba, funda el derecho y peticiona la condena de los demandados al pago de la suma reclamada.

II.- Conferido traslado del accionamiento es evacuado por el MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA quien debidamente representado comparece a fs. 75 y ss oponiendo excepción de caducidad del derecho fundado en el art. 39 de la Ley 11.925, conforme fundamentación a la que se remite la presente. Sobre el fondo de la acción sostiene que controvierte las alegaciones de la demanda y el reclamo de daño moral. Es inadmisible que se demande al MSP por declaraciones efectuadas a la prensa, realizadas a título estrictamente personal, por parte del Dr. LEONEL BRIOZZO que era el Subsecretario del MSP en el año 2012, cuando ocurrieron los hechos. El Ministro de Salud Pública, Dr. VENEGAS, habló en escasas ocasiones del tema y sin realizar calificaciones de ningún tipo. Con respecto a la calificación de “enfermeros asesinos” que el actor atribuye al codemandado Dr. BRIOZZO, varios medios de prensa, al momento de los hechos, se refirieron a los enfermeros en términos similares e incluso los llamaron “ángeles de la muerte”, máxime considerando que en una primera instancia habían admitido los hechos, esto es, la responsabilidad por la muerte de los pacientes. No era solo el Subsecretario de Salud Pública quien hablaba de ese modo, sino que en los noticieros, los titulares eran de ese tenor, e incluso, un programa de televisión se refirió a los mismos en los términos por los que aquí se reclaman. Tanto el Dr. VENEGAS como el Dr. BRIOZZO resultaron perjudicados con la situación acaecida pues los medios de prensa les solicitaban a diario su opinión en relación al caso que conmocionó al país. En ese contexto, el Ministro de Salud Pública dejó sin efecto un viaje a Singapur para recibir un premio por la campaña antitabaco. Respecto a los perjuicios que invoca el actor como los de su entorno familiar, no niega que así hubiera sucedido, pero se opone a que se debieron a las declaraciones del Dr. BRIOZZO, sino que se debieron a la situación en sí, de que había un gran número de pacientes fallecidos y que se señalaba a dos enfermeros como los causantes, entre ellos, el accionante. El sufrimiento fue ocasionado por toda la situación de la cual habían sido denunciados los enfermeros, y señalados como responsables de la muerte de pacientes, enfermeros que habían admitido inicialmente responsabilidad en las muertes. Fueron exonerados por la justicia de responsabilidad penal y además se les indemnizó en juicio tramitado ante el similar de 1er. Turno en autos IUE 2-60981/2016. Las declaraciones del Dr. BRIOZZO no se vinculan a la situación que se describe de los padres y la esposa del actor.
Tanto PEREIRA como ACEVEDO fueron acusados por la justicia de haber ocasionado la muerte a diversos pacientes de la Asociación Española y del Hospital Maciel. No existe nexo causal entre el padecimiento por el cual se reclama y las supuestas declaraciones del Subsecretario del MSP. El daño moral del actor y de su entorno familiar, estuvo motivado por el hecho de estar privado de libertad, acusado de haber provocado la muerte de varios pacientes en los centros asistenciales citados, administrándoles morfina y que al principio admitieron los hechos, no siendo la fuente del daño invocado las declaraciones del Subsecretario de Salud Pública. Se cuantificó el perjuicio en U$S 80.000, cifra desproporcionada a la que no corresponde aplicar el reajuste del decreto Ley 14.500. No se puede relacionar el daño moral reclamado con las declaraciones supuestamente injuriantes del Subsecretario BRIOZZO, ya que el perjuicio se relaciona con la prisión padecida, hecho respecto del cual el MSP es ajeno, pues no fue quien formuló la denuncia. Ofrece prueba, funda el derecho y peticiona se desestime la demanda en todos sus términos por haber operado caducidad.

III.- Conferido traslado del excepcionamiento es evacuado por la parte actora en términos de oposición a fs. 85 y ss.

IV.- Comparece a fs. 91 y ss el codemandado LEONEL BRIOZZO COLOMBO oponiendo excepciones de incompetencia y falta de legitimación activa y pasiva, contestando la acción sobre el fondo, todo ello, en los términos y fundamentos a los que se remite la presente en aras de la brevedad.

V.- Conferido traslado del excepcionamiento es evacuado por la parte actora a fs. 100 y ss en términos de oposición.

VI.- Convocadas las partes a audiencia preliminar de precepto, luce la misma cumplida a fs. 107 y ss, donde se ordenó el diligenciamiento de oficio de prueba a los efectos de resolver el excepcionamiento opuesto por los codemandados. En continuación de audiencia preliminar de fs. 155 y ss, por Interlocutoria Nº 1920/2020 se dispuso desestimar la excepción de caducidad opuesta por el MSP y la excepción de incompetencia opuesta por el codemandado BRIOZZO.
En la misma resolución, se dispuso amparar las excepciones de falta de legitimación pasiva del Dr. BRIOZZO y consecuente falta de legitimación activa del promotor para demandar a aquel en forma directa, al resultar las mismas “manifiestas”, excluyendo del litigio al codemandado BRIOZZO, y ordenando la continuación de las actuaciones exclusivamente respecto del MSP.
Si bien en la audiencia cumplida se anunció la interposición del recurso de apelación por parte del actor y del codemandado MSP, solamente el MSP fundó el recurso de apelación como emerge de fs. 171 y ss, disponiendo en consecuencia por Decreto N° 2139/2020 tener presente el efecto diferido aplicable a dicho medio impugnativo fundado por el MSP. En nueva continuación de audiencia preliminar de fs. 187 y ss, se fijó el objeto del proceso y de la prueba; y diligenciados los medios de prueba ofrecidos y admitidos, alegaron las partes por su orden, citándose a las partes a audiencia de lectura de sentencia a realizarse el día de la fecha.

CONSIDERANDO:

FUNDAMENTOS DE DERECHO Y ANÁLISIS DE LA PRUEBA DILIGENCIADA.

I.- En la causa el objeto del proceso se fijó en “... Determinar si corresponde condenar a la parte demandada MSP al pago de los daños y perjuicios reclamados (daño moral) conforme hechos relatados en la demanda ... es objeto la fundabilidad de la controversia que plantea la demandada ... con relación al fondo de la pretensión y los daños y perjuicios reclamados …” (fs. 187).
Desde la perspectiva en que el objeto del proceso ha adquirido sus límites conceptuales, constituye un presupuesto de la existencia y configuración de la responsabilidad estatal dinamizada la tipificación de una “falta de servicio” que resulte imputable a la accionada MSP, y que tenga, un claro nexo causal con los daños y perjuicios reclamados.
La previsión del art. 24 de la Constitución establece que: “El Estado, los Gobiernos Departamentales, los Entes Autónomos, los Servicios Descentralizados y, en general, todo órgano del Estado, serán civilmente responsables del daño causado a terceros, en la ejecución de los servicios públicos, confiados a su gestión o dirección”.
SAYAGUES LASO en su “TRATADO DE DERECHO ADMINISTRATIVO” Tomo I sostenía que; “… admitiendo como principio general que la administración tiene la obligación de asegurar el funcionamiento correcto de los servicios administrativos, el corolario lógico es afirmar su responsabilidad cuando, por irregularidades en aquéllos, resulte un perjuicio a terceros.
Además, aunque el art. 24 nada establecía sobre la responsabilidad directa de la administración, desde el momento que consagraba respecto de los funcionarios un principio análogo al concepto de “falta personal” del derecho francés, era lógico adoptar también el otro concepto elaborado por la jurisprudencia francesa, la “falta de servicio”, estrechamente vinculado a aquél. Por consiguiente, surgía responsabilidad de la administración si el servicio no funcionó, si funcionó con demora o si funcionó irregularmente, sea por defectuosa organización del servicio o por incurrirse en ilegalidad ... El art. 24 no determina en qué casos surge responsabilidad de la administración ... consideramos que le criterio básico más adecuado para determinar cuando surge responsabilidad de la administración, es el de la falta de servicio ... En el mal funcionamiento del servicio quedan comprendidos los casos de culpa personal del funcionario, porque es evidente que en tales casos el servicio no funcionó como era debido ...” (op. Cit págs. 640 y ss F.C.U 9ª. Edición).
En consecuencia, la “falta de servicio” se traduce en un quebrantamiento de la diligencia media en el actuar de la Administración en la ejecución de un servicio determinado (factor de atribución de responsabilidad subjetivo), en el caso, por los dichos públicos del entonces
Subsecretario del MSP, Dr. BRIOZZO, referidos a la situación del actor por hechos con relevancia penal, de los que a la postre el accionante resultara absuelto por sentencia definitiva firme.

II.- Corresponde destacar que en función de hechos de publica notoriedad relacionados al fallecimiento de múltiples pacientes en los centros asistenciales de la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA PRIMERA DE SOCORROS MUTUOS y del HOSPITAL MACIEL en el año 2012, se desarrollaron actuaciones penales que derivaron en el procesamiento de enfermeros, entre ellos, el actor.
Emerge del acordonado tramitado en su oportunidad ante el Juzgado Letrado de Primera Instancia en lo Penal de 10º Turno caratulado: “PEREIRA GUZZO, MARCELO ANDRE. CINCO DELITOS DE HOMICIDIO ESPECIALMENTE AGRAVADOS EN RÉGIMEN DE REITERACIÓN REAL. ACEVEDO AGRIELA, JUAN ARIEL. DIEZ DELITOS DE HOMICIDIO ESPECIALMENTE AGRAVADOS EN RÉGIMEN DE REITERACIÓN REAL. ACOSTA TAIBO, ANDREA FABIANA. UN DELITO DE HOMICIDIO ESPECIALMENTE AGRAVADO” IUE 97-40/2012, que por Resolución Nº 333/2012 del 18-3-2012 (fs. 283 y ss) se ordenó, en lo que a la presente interesa, el procesamiento y prisión de MARCELO ANDRE PEREIRA GUZZO como autor de cinco delitos de homicidio especialmente agravado en régimen de reiteración real.
Una vez ejecutoriado el auto de procesamiento y cumplidas con las etapas procesales correspondientes, por Sentencia Definitiva del Primera Instancia Nº 1/2015 del 26-2-2015 (fs. 1125 y ss) se falló absolviendo a MARCELO PEREIRA GUZZO, ordenándose su libertad bajo caución juratoria de forma inmediata, lo que se cumplió con esa misma fecha como surge de fs.
1213 y 1216 del acordonado.
Interpuesto recurso de apelación por parte de la Fiscalía como surge de fs. 1235 y ss, y tramitada la vía impugnativa conforme a derecho, el TRIBUNAL DE APELACIONES EN LO PENAL de 1er. Turno, mediante sentencia definitiva de 2da. instancia N° 53/2016 del 17-5-2016 (fs. 1314 y ss del acordonado) falló confirmando la recurrida, no obrando en autos que, notificado el Ministerio Público de la citada sentencia, hubiere interpuesto recursos, por lo que la misma adquirió la calidad de cosa juzgada.
Cabe destacar que al fundar la absolución, la sentencia definitiva en primera instancia dictada establece; “... Ya afirmemos que sea fama o rumor (para mí solo un rumor) lo que surgió del Hospital Maciel y que se le imputaron a Pereira, los testimonios examinados al respecto sólo prueban eso: el rumor o la fama no el hecho en sí mismo. Nadie los vio efectuar ningún procedimiento inusual, ni dar muerte a paciente alguno, ni en el Hospital Maciel ni en la Asociación Española se notó aumento significativo de muertes en los CTI donde éstos trabajaban. Los decesos a pesar de que para alguno de estos testigos no eran esperables, se contradice con las conclusiones de la Junta Médica en las que subraya que todas las muertes eran las esperables al estado crítico de los enfermos, habiéndoseles avisado en varios casos a la familia que el deceso a corto plazo era irreversible. A ningún médico durante ese tiempo le llamó la atención ninguno de los fallecimientos, y solo se inició investigación en el Hospital Maciel a instancia de la enfermera y la nurse que ... no llegó a corroborar las sospechas ... las “confesiones” primigenias carecen de convicción por sí solas, y sumado a la contundente prueba en contrario, no permiten con la certeza necesaria para esta etapa del proceso, condenar a ninguno de los encausados ... la prueba diligenciada, examinada racional y legalmente, de forma individual y en su conjunto ... no permite llegar al grado de certeza necesaria de que los encausados ... hayan efectuado maniobras sobre los pacientes institucionalizados en las Unidades en las que trabajan, ni mucho menos haber pretendido dar muerte a dichos pacientes. No habiéndose logrado la certeza sobre la existencia de los hechos que se les incriminan, y de la culpabilidad de los encausados, se impone la absolución de todos ...” (fs. 1193 y ss del acordonado).
Y la sentencia confirmatoria de segunda instancia se agrega en lo relevante que; “... no puede sostenerse que se esté en presencia de asesinos seriales ... y a la vez, concluir que ninguno haya podido matar a nadie, como inconsistente e incoherentemente, pretende el M. Público que se condene. Si bien al comienzo se contó con los elementos que exige el art. 125 del CPP para disponer el procesamiento de ambos encausados; las falencias señaladas diluyeron la plena prueba legal, y en todo caso, atan a la Sala a efectos de dictar un fallo condenatorio contra los enfermeros Pereira y Acevedo…” (fs. 1314 y ss del acordonado IUE 97-40/2012).-

III.- Surge de la causa que en medios masivos de comunicación, tanto nacionales como internacionales, fue difundida la noticia del procesamiento de dos enfermeros, entre ellos el accionante, como consecuencia del fallecimiento de varios pacientes en dos centros asistenciales, medios de prensa donde se recogieron afirmaciones del entonces Subsecretario de Salud Pública Dr. BRIOZZO, quien calificó a los imputados de diversas formas luego de su procesamiento y antes de la absolución dispuesta por la Justicia competente. Así se expresó con términos como: “criminales” (copia simple página web Diario La Nación de fs. 25-26), “Eran titulados de enfermeros pero actuaban como asesinos” (copia simple página web Subrayado de fs. 27-28), “asesinos”, “personas que actuaron con voluntad de matar”, “Una cosa es la mala praxis, cuando intentando hacer el bien hay un error, pero esto es un crimen” (copia simple página web icndiario de fs. 29-30), etc.
Surge asimismo de fs. 31 y ss copia simple de declaraciones de la entonces Ministra de Salud Púbica, Dra. MUÑIZ, publicadas en el Diario “El País”, quien afirmó en rueda de prensa, luego de la absolución, que los dos enfermeros absueltos por la muerte de 15 pacientes ocurrida en
2012, deben alejarse de la salud, agregando; “Creo que para todos es bueno que estas dos personas se alejaran de la salud” (véase asimismo copias simples de otras notas de prensa de fs. 33 y ss).
No es un hecho controvertido que afirmaciones como las reseñadas, emanadas de autoridades del MSP, fueron emitidas en el contexto de la amplia repercusión que tuvieron los hechos a nivel de la opinión pública en función de la masiva difusión de la noticia por diversos medios de comunicación, generando una extensa repercusión y sensibilidad social ante la temática (véase informes periodísticos que resultan de pendrive agregado con la demanda).
La prueba testimonial diligenciada en la causa, analizada de conformidad con lo previsto por el art. 140 del CGP, permite dimensionar -tanto a nivel nacional como internacional- el hecho de la difusión del procesamiento del accionante por parte de la autoridad sanitaria y la calificación que dicha autoridad formuló respecto de los presuntos autores de delitos gravísimos, así como la afectación que ello ocasionó en el actor.
En tal sentido, la testigo GUZZO TECHERA, madre del accionante a fs. 219 y ss expresó; “… este hecho fue difundido en los medios de prensa, muchísimo, he visto carteles en la calle, lo vi, lo escuché ... He escuchado en su momento, creo que era Ministra decía que no era conveniente que siguieran trabajando en la salud. El subsecretario decía que eran asesinos y seriales, lo escuché por la prensa. Esta situación, lo escuche muy paradójicamente en un ómnibus que yo iba a trabajar, por la radio. Era tema de todos los días ... Lo afecto muy mal, él debía estar en un lugar donde no tenía que estar, estaba mal, mal realmente ... hizo changas, intento trabajar en el Maciel y en la Española. Hoy no tiene trabajo, reparte vino con el suegro.
No pudo volver como enfermero, él quiso volver a su trabajo porque es lo único que sabe hacer ... estudio de enfermero, el curso lo hizo en las hermanas católicas, se recibió a los 18 años y a los 19 años empezó una orientación en Asociación Española hasta 2012, es lo único que sabe hacer, nada más ... Lo que escuche en realidad es que no convenía que siguiera trabajando en la Salud, esto dicho por la Dra. Muniz, ella consideraba que no podría entrar a trabajar en la salud ... Yo recuerdo debía hacer un trámite judicial, yo venía en un taxi, no recuerdo bien, era cerca de la Plaza Independencia, carteles luminosos que decían enfermeros asesinos, los ángeles de la muerte …”.
La testigo ALVAREZ FRANCO a fs. 222 y ss expresó; “... soy vecina de los padres de él, yo vivía al lado, ahora me mudé. Conozco los hechos, se que fue procesado con prisión, salió en la prensa. No recuerdo cuanto tiempo estuvo preso, fue afuera, no recuerdo, la cárcel era en el interior. El hecho lo vi en la televisión, creo que fue en canal 10 y en otros canales también, hablaban los periodistas, no recuerdo bien qué periodistas eran. Salió todo en la prensa ... Briozzo, hablaba de que no podía seguir en la salud ni nada, era una cosa así, de que ellos no podían pertenecer a la salud. Cada vez que salía en la televisión se hablaba, recuerdo de una vez. Yo trabajaba y a veces no veía ... no le permitían trabajar como enfermero, eso habían dicho. Él hacia changas cuando salió, la mamá me dijo si yo sabía de algún trabajo; hizo changas con el suegro, con el vino ... lo que salía en la televisión frase como los ángeles de la muerte, de eso no me acuerdo bien cómo era. Además había carteles, no sé en qué plaza, una vez que yo salí vi el cartel que decía “asesinos, no se si seriales, o ángeles de la muerte”, era un cartel que estaba en la calle, lo vi yo viajando en un ómnibus ...”.
La testigo LUNA CARAISCOS a fs. 224 afirmó; “... Conozco al actor, por vecindad, lo conozco desde que nació. Conocí el hecho del procesamiento del actor, estuvo preso cerca de 3 años aproximadamente. No fui a verlo a la cárcel ... hasta prácticamente el mes pasado, vi en Argentina un programa que se llama “historias innecesarias”, en ese momento fue boom, por radio, televisión; yo soy vecina de la mamá de Marcelo, Marcelo en esa época vivía hace muchos años en Pinar. Si soy testigo de la prensa venía a asediarla a la madre con cámaras.
De allá donde vivía Marcelo, decían que sí, que iban. He visto cantidad de materiales en Youtube, hasta hoy. No me acuerdo de los nombres de quien era que hablaba pero sí, los trataban de que tenían que sacarlos de MSP, que los trataban como asesinos seriales, era impresionante lo que había en la prensa en ese momento, no recuerdo los nombres de las personas ... que eran asesinos seriales que en la salud no se podía tener este tipo de personas de esa índole ...”. Al ser preguntada la testigo si el subsecretario Briozzo lo catalogó al actor como asesino serial contestó; “... Yo eso lo leí una cantidad de veces pero no sé quién lo dijo.
No retuve el nombre de quién lo dijo, lo leí una cantidad de veces ...”.
El testigo PEREIRA CASTAÑO, padre del actor a fs. 226 y ss expresó; “... El hecho del procesamiento, fue difundido por varios medios de prensa, televisión, radio. Yo seguí todos los pasos de esa difusión. Salió en televisión, radio, prensa escrita, etc. ... En la televisión, hablaba, creo que fue Briozzo, no recuerdo bien. Decían cosas muy malas, muy malas ...”. Al ser preguntado si esta situación lo afectó anímicamente al accionante contestó; “... Si ...”.
La testigo RAMOS CERNA, esposa del actor a fs. 230 y ss manifestó; “... estamos casados desde 2007. Conozco de que es el juicio. Mi esposo estuvo recluido 3 años en la cárcel de San José. Antes de ser procesado mi esposo, él no estaba en ningún tratamiento psicológico ni psiquiátrico. Luego de obtener la libertad, mi esposo no hizo ningún tratamiento. Antes de ser procesado mi esposo trabajaba como enfermero en La Española (desde los 18 años que estaba allí, mucho más de 10 años) y el Maciel estaba hace 3-4 años. Luego de salir de la cárcel, él no pudo trabajar como enfermero, el hizo gestiones para volver a trabajar como enfermero: se presentó por oficio en La Española y el Hospital Maciel, le dijeron que no, por los dichos de Briozzo y de Muñiz y que no era conveniente porque eran asesinos seriales. Esos dichos yo los escuché, fueron emitidos en todos lados, en la prensa escrita, televisión, internet.
Luego de que salió de la cárcel, mi esposo estuvo un año aprox. sin trabajar y después ayuda a mi padre que tiene un reparto, y actualmente sigue con esa tarea al día de hoy. Estuvo haciendo changas también, tenía una camioneta él y hacía fletes. Con relación a los ingresos, antes de ser procesado y luego de salir en libertad, los ingresos disminuyeron muchísimo.
Antes del procesamiento, él ganaba alrededor de 50.000 pesos aproximadamente, y hoy en día, no tengo idea, quizás 20.000 pesos tal vez. No tenemos hijos, vivimos los dos solos. La casa donde vivimos es de mis suegros, no pagamos alquiler, solo los gastos (agua, luz, etc.) ...”.
La testigo MACIEL HENRIQUES, a fs. 233 y ss expresó en audiencia; “... Conozco al actor, fuimos compañeros de trabajo en la Asociación Española, los dos como enfermeros. Yo sé de que es el juicio, es por las declaraciones que hubo en contra del Sr Pereira. Pereira estuvo en la cárcel 3 años. Sobre las declaraciones, en principio las declaraciones fueron públicas por parte de las autoridades del gobierno del momento, del Sr. que estaba como Ministro de Salud Pública que era Venegas, el Sr. Bonomi, dijeron públicamente en la prensa que eran asesinos seriales que estaban haciendo competencia entre ellos a ver quién mataba más personas (había dos personas más implicadas), dijeron que las funerarias le pagaban y que estaban en tráfico de órganos. Esto no fue solo prensa nacional, sino internacional. También se escribió una novela “Ángeles de la muerte”, son los hechos relatos con nombre y apellido; esto también lo siguió la prensa internacional que siguió la publicidad del libro. No quise leer el libro, está en Google, sale el libro, están los implicados, se habla de Marcelo Pereira, se habla que estaba en La Española y el Maciel, cuenta el tema; no solo mataron a 3 personas laboralmente, sino que mataron a toda la profesión porque la profesión enfermería está muy por debajo de todo.
Recuerdo que el Ministro Venegas, cuando ellos fueron presos, Venegas dijo que eran asesinos seriales, que le pagaban para hacer lo que ellos no hicieron; y la Ministra Muñiz dijo que no era aconsejable que ellos trabajaron en la salud. Briozzo estaba de sub secretario de
Venegas y dijo que eran asesinos infiltrados en el Hospital, eso yo lo escuche porque eran declaraciones públicas que se dijeron. Cada vez que veníamos al juzgado a declarar, las declaraciones ya estaban públicas en El Observador. Esta situación lo afectó a Pereira, no solo psicológicamente sino también laboralmente, él no está trabajando como enfermero. Fui a verlo a la cárcel a él, y al otro compañero, Acevedo, porque estaban juntos en la misma cárcel, en Soler, no íbamos a todas las visitas, nos rotábamos, hacíamos colecta entre los compañeros, con comestibles, y llevábamos cosas para la Sra. y a los otros dos compañeros. En las visitas que iban no hablábamos de estas declaraciones porque ya estaban bastante afectados cumpliendo con algo que no les correspondía, hablábamos de otras cosas de la vida diaria ... El Ministro de Salud Pública, era Venegas y el Ministro del Interior era Bonomi, ellos dos hicieron declaración pública que ambos eran asesinos seriales que estaban pagos por funerarias, y en el tráfico de órganos, esto estaba en medios nacionales e internacionales ...”.
El testigo CORREA BISCARRA a fs. 236 y ss sostuvo; “... Conozco al actor, fuimos compañeros de trabajo en la Española, coincidimos 20 años, ambos enfermeros. Yo soy esposo de la Sra. Maciel. Yo se de que es el juicio, tengo entendido que demandó por daños y perjuicios. Pereira estuvo más o menos 3 años recluido. Con relación a los hechos de Pereira, recuerdo que salió en todos los medios de prensa, se hablaba que estaba en competencia a ver quién mataba más gente, negocio de las funerarias, etc. Lo decían Venegas, Ministro de Salud Pública, y Bonomi, Ministro del Interior. Briozzo habló que eran asesinos seriales, lo vi en los medios de prensa. Yo he ido a verlo a Pereira a la cárcel, no hablaba de las declaraciones de las personas del Gobierno, no quería llevarle más problemas de los que tenía. Pereira me comentó que todo que se había inventado era que laboralmente “lo habían matado”. Pereira trabaja en CTI Neuroquirúrgico en Asociación Española y Unidad Cardiológica en el Maciel.
Luego de obtenida la libertad no pudo trabajar como enfermero, tengo entendido que hizo gestiones, que iba a pedir si se podía reintegrar a trabajar. No supe la respuesta, creo que ni le contestaron. Hoy en día, Pereira anda repartiendo vino. Hace como 3-4 meses que no lo veo a
Pereira. Nunca le pregunté por sus ingresos...”. Al ser preguntado el testigo si sabe si se ha publicado un libro sobre el caso con el nombre “Los Ángeles de la Muerte” contestó; “... Si, está en todas las redes, lo escribió un tal Seca. No lo leí, no me da el cuero para eso ...” (véase declaración de parte actora a fs. 239 y ss).

IV.- En cuanto a la normativa que se entiende aplicable a la especie, dada la plataforma fáctica que es fundamento del accionamiento, es de destacar que, sin perjuicio del principio general en base al cual todo funcionario público debe ajustar su conducta al cumplimiento del ordenamiento jurídico vigente (arts. 7,72 y 332 de la Constitución Nacional), el art. 15 del Decreto 30/2003 establece; “ El funcionario público debe respetar a los demás funcionarios y a las personas con quienes debe tratar en su desempeño funcional y evitar toda clase de desconsideración (art. 21 de la ley 17.060)”.
El art. 21 de la Ley 17.060 indica; “Los funcionarios públicos observarán los principios de respeto, imparcialidad, rectitud e idoneidad y evitarán toda conducta que importe un abuso, exceso o desviación de poder, y el uso indebido de su cargo o su intervención en asuntos que puedan beneficiarlos económicamente o beneficiar a personas relacionadas directamente con ellos. Toda acción u omisión en contravención del presente artículo hará incurrir a sus autores en responsabilidad administrativa, civil o penal, en la forma prescrita por la Constitución de la República y las leyes”.
La CONVENCIÓN AMERICANA SOBRE DERECHOS HUMANOS (PACTO DE SAN JOSÉ DE
COSTA RICA) aprobado por la Ley 15.737 indica en el art. 8. 2. “...Toda persona inculpada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se establezca legalmente su culpabilidad ...”. Y el art. 11 sostiene; “1. Toda persona tiene derecho al respeto de su honra y al reconocimiento de su dignidad. 2. Nadie puede ser objeto de injerencias arbitrarias o abusivas en su vida privada, en la de su familia, en su domicilio o en su correspondencia, ni de ataques ilegales a su honra o reputación. 3. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra esas injerencias o esos ataques”.
Ahora bien, de autos se estima acreditado que las declaraciones públicas emitidas en medios de prensa, en particular, por el entonces Subsecretario del Ministerio de Salud Pública, Dr. BRIOZZO, vulneraron lo previsto en la normativa ya reseñada, haciendo incurrir al Estado en responsabilidad patrimonial en el marco del art. 24 de la Constitución Nacional, al configurase una clara “falta de servicio” que tiene nexo causal con el perjuicio extrapatrimonial reclamado.
Al contestar la demanda el codemandado Dr. BRIOZZO, quien fue excluido del litigio por su falta de legitimación pasiva manifiesta según lo resuelto al respecto y firme en sentencia interlocutoria No. 1920/2020 de fs. 155 y ss, afirmó a fs. 92 y ss; “... en la estrategia comunicacional acordada con el Presidente de la República de la época, y siempre en mi condición de Subsecretario de Estado – y no de ciudadano-, las referencias a la existencia de “presuntos asesinos” partía del procesamiento de que el actor había sido objeto por parte de la justicia penal competente, y de la confesión de que el mismo – y su colega – habían realizado en forma expresa también ante la autoridad competente y ya difundidas en la opinión pública tanto por el Ministerio del Interior como por la justicia ... las declaraciones que pude haber hecho a la prensa en aquel momento, lo fueron sobre la base de un procesamiento penal dispuesto conforme a derecho y una confesión con plena vigencia a la fecha, y con las consecuencias que de ella se derivaban para el confeso ...”.
Como se desprende de la propia contestación de demanda del Dr. BRIOZZO, sus dichos, relativos a la calificación no jurídica de la conducta de los involucrados, efectuados a diversos medios de prensa, no se ajustaron a la normativa vigente, en tanto no tomaron en cuenta el principio de inocencia del accionante encausado, ni se ajustaron a los principios relativos a la conducta que deben mantener los funcionarios públicos, con especial hincapié en la situación jerárquica del involucrado, en relación al manejo de información que correspondía, en el caso, al MSP. Y en función de la prueba diligenciada, cabe concluir que en lo relevante, los dichos ante los medios de prensa del entonces Subsecretario del MSP, Dr. BRIOZZO, no fueron prudentes ni diligentes, excediendo el principio de razonabilidad en el manejo de la información relativa al actor, ni se advierte que se tuviera especial consideración del interés público comprometido, contemplando particularmente la jerarquía de quien efectuaba las declaraciones, que indudablemente ocasionaron una repercusión de entidad en la esfera espiritual del actor por su naturaleza estigmatizante, máxime considerando que finalmente el actor fue absuelto por sentencia firme.
Dada la jerarquía de quien formuló las declaraciones que se describen en la demanda y que fundan la acción reparatoria, era esperable mayor precisión conceptual y no expresiones coloquiales ajenas a un manejo diligente de información especialmente sensible. Es por ello que se considera que en el caso operó una “falta de servicio” que tiene nexo causal con el daño reclamado, razón por la cual corresponde el amparo de la demanda, con el alcance que a continuación se establece.

V.- Sobre el punto es de reseñar que como se ha sostenido por prestigiosa doctrina el perjuicio extrapatrimonial; “... importa una minoración de la subjetividad de la persona, derivada de la lesión a un interés no patrimonial ... una modificación disvaliosa del espíritu en el desenvolvimiento de su capacidad de entender, querer o sentir, consecuencia de una lesión a un interés no patrimonial que habrá de traducirse en un modo de estar diferente de aquel al que se hallaba antes del hecho, como consecuencia de éste, anímicamente perjudicial ...” PIZARRO, R.D., DAÑO MORAL. PREVENCION/REPARACION/PUNICION, Bs. As., 1996) ....” (Cfme. Sent. 24/2011 T.A.C 7°turno).
Nuestra jurisprudencia ha señalado que el resarcimiento del daño moral debe reservarse a situaciones de extrema gravedad que hubieren provocado una situación aflictiva del espíritu muy profunda, de modo que no toda perturbación se transforma en daño moral indemnizable (Cfme. A.D.C.U Tomo XXXVI c. 195). Y en el caso, resulta indudable que, en función de las resultancias de autos, el perjuicio extrapatrimonial acreditado tiene la suficiente importancia como para repercutir emocionalmente y desfavorablemente en el espíritu del actor.
La plataforma fáctica acreditada lleva a concluir que existió un menoscabo en la esfera laboral, doméstica y familiar del accionante a raíz de los dichos de autoridades del MSP respecto del actor, todo lo que debe interpretarse como una directa afectación en la aspecto emocional del mismo, máxime teniendo en cuenta que en definitiva fue el actor absuelto de responsabilidad penal.
Para la estimación del perjuicio extrapatrimonial se contempla la edad del actor al momento de los hechos (39 años, fs. 193 del acordonado IUE 97-40/2012), la profesión del accionante (enfermero), la dificultad acreditada para reintegrarse a dicha carrera con posterioridad a su absolución, la entidad y alcance de los dichos respectivos emitidos por autoridades del MSP, en particular, el Subsecretario Dr. BRIOZZO, así como la repercusión pública de los mismos, al ser realizados en diversos medios masivos de comunicación con alcance nacional e internacional, con el lógico impacto en la opinión pública por su gravedad (véase informes periodísticos contenidos en pendrive agregado con la demanda), el impacto de los hechos en el accionante en relación a su núcleo familiar, etc., etc.-
La valuación del daño moral realizada en la demanda a fs. 66 vto, de U$S 80.000 resulta, a juicio del sentenciante, y en función de los elementos de prueba allegados a la causa, no ajustado al daño extrapatrimonial padecido, por lo que será morigerado, fijándose en definitiva en el total de U$$ 10.000 (dólares americanos diez mil) a los efectos de que el cuantum establecido por daño extrapatrimonial no suponga un enriquecimiento indebido, ni implique una indemnización simbólica.

VI.- A la suma objeto de condena corresponde adicionar los intereses legales, los que al haberse peticionado sin fecha de exigibilidad, deben computarse desde la interposición de la demanda de acuerdo con lo dispuesto por los arts. 1348, 2213 y 2214 del C.C. en función de la naturaleza jurídica de los mismos.

VII.- La conducta de las partes no amerita la imposición de especial condenación en el grado (art. 688 C.C.).

Atento a lo expresado y con fundamento en la normativa citada y demás resultancias de autos,

FALLO:

I) Amparar parcialmente la demanda y en su mérito, condenar a la parte demandada Ministerio de Salud Pública a pagar al actor el rubro daño
Moral conforme lo establecido en el considerando V.
II) Adicionar a la condena impuesta los intereses legales según lo establecido en el considerando VI.
III) No imponer especial condena procesal en el grado.
IV) Establecer que consentida o ejecutoriada se cumpla y oportunamente, se archive, previa remisión del acordonado ante la Sede competente.
V) Fijar los honorarios fictos en $U. 40.000 en lo pertinente.
VI) Notificar personalmente la presente a los litigantes.


Dr. Alejandro Martínez de las Heras - JUEZ LETRADO

DDU - CASO - JPP - 11342